Emalcsa, Memorias y futuros
30 diciembre

Emalcsa, Memorias y futuros

A la espera de sacar un momento para escribir un digno “cómos y porqués” del trabajo realizado con Emalcsa (todo en su correspondiente wiki) dentro de la línea de desarrollo de #dMudanza, me apetecía un pequeño cierre de año, y para ello tenía un par de hilos estupendos:

  • Un casi improvisado “Conversando” entre Isabel y Manel tras varios días de vértigo en medio de una de las fases más complejas del proyecto (sólo hay que fijarse en sus maltrechas voces).
  • Un encuentro con Gel en la planta de Cañás. Gel, hermana de Tere, esposa de Enrique: él responsable durante décadas de que cientos de miles de personas bebieran agua en condiciones; ellas, dos hermanas llegadas de Andalucía para pasar una parte importante de su infancia viviendo con su padre, Tomás Fábregas, en una planta de tratamiento de agua que hoy cuenta con más de un siglo de historia.

De aquí sale esta pequeña pieza, tres minutos que en absoluto condensan todo lo vivido este año conociendo las tripas de una empresa pública absolutamente apasionante, una cantera de personas de inagotable interés, y una confirmación más de que en los bosques de la inmediatez mediática nos perdemos demasiadas cosas interesantes.

3 comentarios

  1. ¿Eres consciente de que haces una unión trasatlántica con los nodos que unes en este vídeo?

    1. El casi improvisado Conversando fue a principios de marzo, justo tras la “mañana de cine de Cañás”, agotados después de tres intensos días de no parar, y con el tiempo justo para llegar al aeropuerto.

    2. Las obras de Emalcsa en la entrada de Coruña han sido uno de esos momentos de épica al que daremos valor dentro de 20 años pero al que la ciudad ha dado la espalda. Porque lo cierto es que se había cortado el agua en toda la ciudad y todo puso seguir funcionando gracias a las inversiones anteriores, la planificación y la eficacia de las personas que lo hicieron posible desde Emalcsa.

    3. La tarde que pasamos en Cañás, contándonos Gel y Tere y sus vivencias de niñas fue en septiembre. Esperemos que el precioso libro escrito por Gel vea pronto la luz.

    Y ahora me doy cuenta de que entre marzo y septiembre pasaron tantas cosas… Esto no es un vídeo, es un documento y una declaración de intenciones. Me ha encantado, pero necesito pensar.

    Y cierro con una cita de ese libro de Gel que he tenido el privilegio de leer antes de que se publique:
    “La verdad es que nos conformábamos con poco. Todo lo convertíamos en acontecimiento”

    1. Pues de hecho algo de eso hay 🙂

      Decía en serio lo de que “me apetecía”, porque el material estaba ahí y me quemaba. Podría haber sido algo más largo, pero también me parecía apropiado buscar una brevedad por lo que comentas, por todo lo que queda y tal. Es lo bueno (y lo malo) de lo que estamos trabajando, que tenemos una gran cantidad de hilos de los que poder tirar, y siempre vamos a querer hacerlo.

      Que conste en acta que personalmente me fastidiaba ver que los materiales de los que partía me habría gustado haberlos trabajado de otro modo in situ. O sea, con más tiempo o en mejores condiciones: Vuestro conversando, pudiendo plantear bien el escenario sin la urgencia de momento; la visita de Gel a Cañás, con una fuente autónoma de sonido para haber tenido todo lo que salió (era complicado seguirla con el vigor que tiene); y en el caso de la obra de Lavedra, haber pasado allí más horas para haber podido capturar en su plenitud todo el proceso, pero por esas fechas más milagros con la agenda no podíamos hacer 🙂

      Pero bueno, Directora, que siempre vamos a poder dar forma a algo bueno e interesante, ¡yo creo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *