Cómos y porqués (II): Los ocres institucionales
24 Agosto

Cómos y porqués (II): Los ocres institucionales

La primera vez que tuve que entrar a grabar en el Concello de Coruña, hace ya unos cuantos años, me encontré con un espacio lastrado por la luz, teñido de una atmósfera vetusta que parecía incidir en la intención de avejentar lo que es un maravilloso edificio modernista hasta tratar de convertirlo en versallesco.

La luz marca, que duda cabe, la manera en que podemos interpretar los lugares que habitamos. En el caso del Concello, la experiencia resulta siempre cansina cuando pretendes atender a la realidad: por más que intentes explicar a la cámara que quieres blancos, un tamizado ocre tiende a colarse en cada imagen.

En 2010 puse en marcha un proyecto loco titulado A Carreira. En resumen consistía en sacar un largo documental a partir de unas elecciones locales, las de 2011, que se intuían particulares. La política local coruñesa siempre ha tenido un punto bastante alocado, y cuando ni siquiera había aparecido todavía el 15M ya habían entrado en escena los suficientes elementos como para pensar que ahí había una historia. Y así fue, aunque A Carreira se quedó en eso, un proyecto.

Los implicados en realidad ya calculábamos desde el principio la dificultad de su realización: demasiadas horas en una época en la que había que concentrarse en el trabajo productivo, que empezaba a escasear. El interés por reflejar el trasfondo de una coyuntura se vio superado por la muy humana necesidad de mantener nuestras estructuras.

A pesar de todo, de aquella intención surgió una pieza. Con la espina clavada de no haber podido llevar a cabo la película (y es que ese proceso electoral, como intuía, dio para mucho), decidí grabar dos hechos muy concretos: el último acto del alcalde saliente, y, un día después, la toma de posesión del recién elegido. Sin una idea clara de qué hacer (imposible prever el futuro), el resultado fue un corto, Pasos en la redacción de la Historia, montado a pantalla partida simultaneando ambos actos. Fue algo natural, una especie de conclusión lógica, y más teniendo en cuenta la última imagen de un ex alcalde abandonando en solitario el escenario de su última inauguración.

Cuatro años después, Relevo #dMudanza es la derivación de este proceso, adoptando en esta ocasión una forma distinta atendiendo de nuevo (siempre) a elementos circunstanciales. El principal: cuando aún pensábamos que A Carreira era “un posible” se había grabado una conferencia del por entonces candidato (y posteriormente alcalde) Carlos Negreira, una charla que formaba parte, precisamente, de los coloquios preelectorales de la Fundación de Estudios Políticos y Sociales. Esto era, sin duda, algo que tenía que estar ahí.

La otra pieza fue el enfrentarme a grabar de nuevo en el Concello, aunque con ciertas variaciones en la forma. El acto de toma de posesión, arcaico y rígido en su concepción, parecía que podía sufrir unas ciertas variaciones ante la llegada de una Marea Atlántica que poco tenía que ver con las formaciones clásicas. Y en cierto modo, así fue.

Los protocolos de una toma de posesión no dejan demasiado espacio a la improvisación, y sí obligan a las carreras. Los funcionarios del Concello, una vez más, me miraron raro mientras pasaba de una sala a otra. Y es que había (siempre los hay) dos grandes escenarios: el interior del Salón del Plenos, y todo lo demás. Y todo lo demás es muy grande.

Tenía la esperanza de que aquello que acontecía dentro del Salón estuviera disponible a posteriori. Aunque en el Concello de Coruña no se han caracterizado en los últimos años por implementar las nuevas tecnologías (al menos a nivel documental), imaginaba que podría acceder a una copia de lo que se estaba emitiendo en streaming. No sólo fue así, sino que me encontré con que todo el acto se había subido íntegro y dispuesto para Dominio Público.

Pero entonces era eso, una esperanza, y sobre el terreno las urgencias fueron las de siempre: atender a los escenarios, a lo que sucedía y a lo que pudiera pasar. Aún pensando en la posibilidad de acceder a ese material, la duda estaba en la imagen que no iba a salir, en ese momento que no interesaba a una retransmisión institucional. Y un acto de estas características estaba lleno de ellos. En situaciones de este tipo sólo existe una medida: hasta donde te dé el cuerpo.

cazando
Cogido en faena.

El mayor escollo vino, graciosamente, del caos derivado del hecho de que la Marea no fuera una formación clásica. El salón de plenos estaba, al contrario que otros años, lleno de “gráficos”. Esto, un problema a la hora de moverse (no hay que molestar a la gente de la profesión, ojala lo recordara el resto de la gente de la profesión), en el fondo también daba una oportunidad: la de comprobar que las cámaras muchas veces apuntaban hacia donde no me interesaba, pues yo no iba a cubrir una noticia.

De todo este caos iba a derivar, lógicamente, el otro, el de la edición. Fue complejo, pero algo menos grave de lo que pensaba. La conferencia de Carlos Negreira de 2011 y el discurso del nuevo alcalde, Xulio Ferreiro, daban las pautas. Las imágenes, una vez más, contrapunteaban las palabras. Existía, eso sí, un problema de tiempos y cronología: ¿disponerlo todo de manera ordenada o mezclar tres líneas diferentes? Venga, por qué no…

El vídeo maneja un discurso a tiempo presente y progresivamente introduce dos (o tres) saltos. Hay a quien no le gusta el que se trate la imagen de manera evidente para subrayar estas decisiones, pero en algo que no debía llegar a los 10 minutos había que agilizar. Son, cómo no, herramientas, y están para usarlas. ¿Intenciones? Fomentar la creatividad en el pensamiento ajeno.

La última vez que entré a grabar en el Concello de Coruña el tamizado ocre seguía estando ahí, y así lo respeto en este juego de tiempos: la cámara lo recoge acentuado, y así dejo que se reconduzca la realidad para volver al presente. No es culpa mía, ni de otros compañeros, ni tampoco de sus moradores, pero habrá que esforzarse para que los espacios no nos impongan sus condiciones.

Por supuesto, cualquier otra persona podría haberlo hecho de otra manera.

Relevos #dMudanza from enimaxes.com on Vimeo.

.

5 comentarios

  1. Me encanta el segundo párrafo, será porque empiezo a entender algo de lenguaje audiovisual y cada vez me intriga más: “por más que intentes explicar a la cámara que quieres blancos, un tamizado ocre tiende a colarse en cada imagen”.

    Por otra parte, ahora voy a ir tratando de imaginar cada lugar con otra luz para preguntarme hasta qué punto influye en las sensaciones… y en las intenciones.

    Muy fino el relato, hasta se me ocurre un título alternativo para esta pequeña muestra de realidad-es: “pasado, presente y futuro de una promesa”. Yo y mi manía de descontextualizar por mi cuenta, ya sabes 😛

    1. Bueno, no te preocupes, más podría haber descontextualizado yo , tanto en la crónica como en el propio vídeo. De hecho fue un ejercicio de contención en muchos casos 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *